Una feria de arte y solidaridad

Feria y solidaridad

La difusión de arte y manualidades tuvo un enorme protagonismo este fin de semana. La gente aprovechó la oportunidad para distenderse y colaborar.

La segunda feria anual se desarrolló este domingo en la cancha de hockey del club Villa Mitre, ubicada en Caseros. Numerosos stands y artistas se hicieron presentes durante las cinco horas que duró el encuentro (de 15 a 20).

Los 40 stands que cubrieron la cancha pagaron un alquiler, acordado con los organizadores de la comisión de hockey, y exhibieron así sus numerosas artesanías y obras de arte. Hubo puestos de: ropa femenina y vestimenta de bebés, juegos artesanales para niños, trabajos en madera, pintura, peluches y almohadas; y botellas con diseños novedosos de los equipos de fútbol local y nacional.

Por su parte, la comisión estuvo a cargo de la cantina que ofreció bebidas y alimentos a las personas que se acercaron.

En medio de la feria participaron una bailarina de danzas árabes y el gimnasio Liberate Gym a cargo de Romina Rodríguez, que presentó coreografías con alumnas de diferentes edades. Terminados estos shows, la música continuó siendo la mejor aliada de la tarde, con un DJ propio que pasó los temas musicales solicitados por el público, entre ellos, canciones de Abel Pintos, músico muy reconocido en nuestra localidad.

“Pasaron aproximadamente 200 personas”, dijo Antonio Gorosito, vice-presidente de la comisión de hockey y organizador de la feria, cuando faltaba una hora para el término del evento. Gorosito estuvo acompañado por las chicas de hockey que colaboraron con platos dulces. Tanto él como ellas anhelan hacer realidad el sueño de tener cancha propia, y trabajan duro para ello organizando diferentes encuentros de ventas y té bingo con el fin de recaudar el dinero necesario.

De todas maneras, el vice-presidente reconoció que “la primera feria (realizada hace algo más de dos meses) tuvo más éxito porque justo ese día había más actividades en el club”.

La iniciativa tuvo numerosos fines: contribuir con la construcción de la cancha de hockey que se desarrollará en el predio de Thompson y México, y juntar alimentos no perecederos para las entidades que realizan actividades benéficas.

Sobre el final se realizaron sorteos entre las personas que colaboraron con la iniciativa mediante compras y donaciones.

Fueron cinco horas de encuentro y de unión. Unión de disciplinas, donde lo social se combinó con lo artístico y a su vez con lo deportivo; y unión de personas con un objetivo concreto: disfrutar y sentir el placer de ayudar. Una alternativa diferente en un día familiar que se adaptó muy bien a todos los gustos y preferencias, y no dejó a nadie relegado.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s