¿Redes sociales vs salud?

El aumento de sus afiliados es una realidad, su poder de comunicar también. ¿Qué decir de los riesgos?, es la pregunta que se hacen los especialistas.

Las redes sociales han crecido de manera formidable en los últimos 7 años. Nuestro país figura entre las primeras naciones del mundo más consumidoras. Pese a su enorme utilidad y el innegable progreso que han generado, su revolución alerta a médicos psiquíatras. Son varios los riesgos que el abuso de la tecnología causaría en la salud del hombre, y ya se están efectuando los estudios correspondientes.

Argentina está entre los países latinoamericanos que cuenta con más usuarios en las redes sociales. Se encuentra en segundo lugar, después de México con más de 12 millones. Entre los de habla hispana está por encima de España, y respecto a nuestro continente, tiene más usuarios que Brasil. Ver infografías de porcentajes en este enlace: http://majstruk.com/2011/01/23/sigue-creciendo-el-uso-de-redes-sociales-argentina-se-destaca/.

Facebook es una muestra muy clara de esta realidad. A tan sólo 6 años de su creación ya cuenta con más de 500 millones de usuarios en todo el mundo. A través de este medio, se conectan con amigos, se reencuentran con antiguos compañeros y comparten fotos, videos y comentarios de toda índole. Ampliar datos y riegos en el siguiente enlace: http://www.vidaysalud.com/daily/adolescentes/redes-sociales-nocivas-para-la-salud/.

Ahora bien, esta actualidad ¿es alentadora o perjudicial?. El Dr. Aric Sigman, sugiere que pasar mucho tiempo en las redes sociales puede incrementar el riesgo de desarrollar enfermedades cardíacas y hasta demencia, entre otras patologías. Considera que los efectos se producen debido al aislamiento que genera el uso de las computadoras y a la disminución del contacto personal.

Por su parte, el grupo de analistas británicos que estuvo a cargo del estudio de las redes, considera que su excesiva utilidad genera enfermedades inflamatorias y el riesgo de enfermedades cardíacas producto de la soledad; y mal descanso, entre otras cuestiones.

Gary Small, un profesor de psicología de la Universidad de California en Los Ángeles (UCLA), explica que si bien ningún estudio ha encontrado que el usar las redes sociales excesivamente daña el cerebro, nos llama a la reflexión. “¿Qué pasa con la gente joven cuando pierde horas y horas frente a la computadora?”, exclamó con preocupación.

Y luego agregó una serie de preguntas para que cada uno evalúe su situación personal. “¿Cuántas horas pasás frente a la computadora?, ¿comés más o tendés a consumir comida chatarra mientras chateas con amigos?, ¿estás practicando algún deporte o actividad física que no sea virtual? Tené en cuenta estas preguntas y recordá la importancia de mantener una vida sana, que no sólo implica llevar una dieta balanceada y una rutina de ejercicios, sino también una actividad social cara a cara regular. No hay nada mejor que relacionarse con las personas de esa manera”, sostuvo. Y concluyó diciendo: “evita que las redes se conviertan en telarañas que te dejen atrapado frente a la pantalla”.

Y siguiendo por la línea de la psicología, otro profesional se animó a hablar de las redes sociales: el catedrático de Psicología Clínica Enrique Echeburúa. Advirtió que el cambio de la vida social por la virtual a través de redes sociales como Facebook o Tuenti, es uno de los mayores peligros para los jóvenes.

En la presentación del curso de la Universidad Internacional Menéndez Pelayo, trató los problemas actuales de la psicología infanto-juvenil. Entre los síntomas que indican adicción a las redes sociales destacó: la creación de una identidad ficticia gracias al anonimato, el aislamiento social, la automedicación digital ante una depresión; es decir, recurrir a las redes sociales para superar el malestar, y problemas físicos como obesidad, fruto de la vida sedentaria delante del ordenador.

Sin embargo pidió no ser alarmistas porque los adictos a Internet pueden reducirse a un 6 por ciento de la población, pero exigió campañas de prevención para que estos porcentajes no aumenten.

Ahora bien, ¿quiénes son los más vulnerables?. Para el profesional  son quienes no tienen una percepción clara del riesgo, tiene baja autoestima, o bien está pasando una situación coyuntural complicada; como estrés, un desengaño amoroso o dificultades en los estudios. En general son personas entre 15 y  20 años, al igual que en el caso de la adicción a drogas, ya que el primer consumo de estas sustancias suele darse entre los 13 y 15 años.

Las cuestiones citadas sólo refieren a cuestiones biológicas y psicológicas, y no mencionan otros peligros. Podrían agregarse la inseguridad que genera hacer pública la vida privada de una persona, dialogar con “desconocidos”; o cuestiones de extrema violencia verbal por la inexistencia de entes reguladores.

Vídeo sobre los riesgos en los niños.

Ampliar y conocer opiniones acerca de la influencia de las redes aquí: http://seguridadredessociales.wordpress.com/tag/contenidos-nocivos/.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s